lunes, 7 de mayo de 2007

Las empresas españolas destinan el 15 % de su presupuesto a organizar eventos

El economista Francisco Alcaide acaba de presentar su nuevo libro Retos, tendencias y oportunidades en el sector de eventos, un trabajo en el que se afirma que el sector de los eventos alcanza ya el 15 % del presupuesto destinado por las empresas españolas al marketing. Aunque se trata de una cantidad que ya empieza a ser francamente importante, contrasta con el 30 % que invierten compañías de países donde el sector está más desarrollado, como el caso de Reino Unido. En la presentación del informe, impulsado conjuntamente por Terra Consultoría de Incentivos y Mind Value, el autor consideró que el futuro del sector de los eventos es "muy positivo, ya que es la herramienta de marketing más rentable". Durante su intervención, Alcaide explicó que hay cuatro factores socioeconómicos que hacen prever un crecimiento del desarrollo de los eventos: la saturación de los medios de comunicación, el aumento de la competencia en todos los sectores, la estandarización de la mayor parte de las industrias y la diversidad. Todos ellos son motivos, para Francisco Alcalde, por los que se augura "un próspero futuro a los eventos como herramienta de marketing". Para afrontar estos cuatro retos, este economista apuesta por la realización de los eventos, ya que "nos permiten estar más cerca y captar más la atención y confianza de las personas a las que nos dirigimos" e "interactuar con la gente". En este sentido, se recalcó que el informe responde a la necesidad de "conocer las claves estratégicas del sector que, tras el incremento experimentado en los últimos años, es probable que continúe su ritmo de crecimiento, aunque con patrones de conducta diferentes a los actuales". Según Francisco Alcalde, "hay una serie de fuerzas que hacen prever el desarrollo de los actos". Entre ellas destaca "la saturación de los medios -cada día es más difícil captar la atención de los clientes y un evento es lo más efectivo, en comparación con los canales habituales como prensa o internet- y la fuerte competencia, que aumentan los niveles de deslealtad y que supone la puesta en marcha de acciones que permitan tanto comunicar las características del producto como conocer los gustos del cliente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada