jueves, 10 de mayo de 2007

Asociaciones de periodistas piden respeto a los criterios profesionales en la campaña electoral del 27M

"El ejercicio profesional del periodismo en las campañas electorales pasa por crecientes dificultades y obstáculos que hacen cada día más difícil ofrecer la mejor información a los ciudadanos"..., se trata del argumento esgrimido por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y el Colegio de Periodistas de Cataluña para emitir una declaración conjunta en la que piden respeto a los criterios profesionales en la campaña electoral. En la declaración se constata que los partidos políticos son cada día menos propicios a facilitar el trabajo de los periodistas; dificultan, con las más variadas excusas, el acceso a los candidatos y a los actos de campaña; tratan de sustituir la información de los periodistas profesionales por notas oficiales o piezas audiovisuales elaboradas específicamente para los medios, sin indicación de autor y con contenido más propagandístico que informativo. Además, añaden, es cada vez es más frecuente la discriminación a medios y a periodistas en función de afinidades y en detrimento de la crítica. Por ello, ambas entidades lamentan que los criterios de neutralidad, equidad, pluralidad y equilibrio que deben caracterizar una democracia avanzada se interpretan y aplican erróneamente con sistemas de bloques, cupos o lotes de tiempos y preferencias predeterminados en los medios públicos. Señalan que esos criterios hacen caso omiso del interés informativo y de los principios profesionales más elementales del periodismo, y que a estos principios tampoco deberían ser ajenos los medios privados que se proclaman independientes. Ambas organizaciones rechazan el sistema de bloques aplicado a la información política en los medios públicos durante las campañas electorales. El hecho de que se establezcan criterios de propaganda electoral al tratamiento de las noticias vulnera los principios básicos del periodismo: "Consideramos que la pervivencia de estos sistemas de control afecta a la calidad de la democracia y contribuye al despego de la ciudadanía respecto a la política. Cuando los medios públicos se están dotando de un nuevo marco legal que garantiza plenamente la pluralidad, no tiene ningún sentido mantener un sistema de bloques que afecta a la calidad de la información a la que tienen derecho los ciudadanos", indican. Desde ambas asociaciones se valora el esfuerzo emprendido por los responsables de los medios públicos por flexibilizar el sistema de bloques, pero desde las instancias profesionales se consideran insuficientes. Además, añaden, estos acuerdos pueden ser revocados en caso de que los partidos políticos recurran a las Juntas Electorales. En estos casos, las Juntas Electorales aplican los criterios de los espacios de propaganda, con orden de aparición y tiempo establecido para los diferentes partidos según sea su representación en los parlamentos o los municipios. Estas asociaciones reiteran que a los periodistas corresponde un papel mediador de la información en las sociedades abiertas y a los partidos políticos propiciar un marco que ampare la crítica, el pluralismo y el debate político al servicio de los ciudadanos. En este sentido, "damos todo nuestro apoyo a los consejos profesionales de los diferentes medios públicos a la hora de plantear sus reivindicaciones frente al sistema de bloques electorales aplicados a la información o a los abusos partidistas de algunos medios públicos". Apelan asimismo a los periodistas y a los editores para que, en la medida de lo posible, defiendan y pongan en práctica estos criterios, y defienden "la necesidad de que todas las televisiones y radios públicas estén amparadas por un nuevo marco legal. tal como ocurre en el caso de TVE y RNE, que garantice su papel de independencia, pluralidad y servicio público. Un marco que, a la vez, impida la manipulación informativa a favor de una determinada opción política".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada